La brújula del camaleón

El blog de Lua Soleil – cultura, viajes, fotografía, cine y literatura

La folie des Cupcakes (La locura de las Cupcakes) 18 de febrero de 2011

– Lujillos parisinos –

Desde que mi amiga Paralelikana encontró por casualidad una tienda sólo de cupcakes cerca de mi universidad me he vuelto loca. Para el que no sepa lo que es una cupcake, es como una magdalena sólo que más «bonita». Las hacen de sabores y les ponen glaseados de colores. Cuando están bien hechas son toda una obra de arte. Y yo me he rendido a su fotogenia. Es que son tan retratables. Me encanta captar sus colores y las formas de los glaseados y jugar con todo ello haciendo diferentes composiciones. Además, la tienda en cuestión las hace muy ricas. Las hay de naranja, de fresa, de rosa. Con glaseados un poco más duros o con cremas esponjosas. Mis preferidas son las de glaseado crujiente porque se funde en la lengua muy rápidamente y está muy bueno.

Por si os interesa la tienda, se llama Synie’s Cupcakes, y está en el 23 de la Rue de l´Abbé Gregoire, en París 6, muy cerca de Montparnasse. ¿Lo malo? Que son bastante caras para lo que son (aunque llenan), ya que la más barata cuesta 2.90 € (siempre que sea para llevar, porque si la tomas dentro cuesta 3.50) y que hay que ir muy pronto o se acaban en seguida.

Aunque la tienda es muy bonita, con un escaparate lleno de magdalenas de colores y con accesorios que siguen el tema de las cupcakes y de vez en cuando viene bien un pequeño capricho. Yo he hecho fotos a los míos y os los dejo por aquí. 😉 Disfrutad.

Parisian Cupcakes

Escaparate de Synie's Cupcakes

All you need is cupcakes

All you need is cupcakes!

Cupcakes

Cupcakes

Cupcakes psicodélicas

Cupcake de vainilla a la margarita

Cupcakes de San Valentín

Regalitos con forma de cupcake

Cupcake de rosa

Cupcake de violeta

 

Alberto Corazón – "Los medios son, en parte, muy culpables de la banalización de la cultura" 1 de febrero de 2008

Filed under: Cultura,Medios,Prácticas — Lua Soleil @ 12:07
Tags: , , ,
– Práctica de clase de la asignatura de Documentación Informativa sobre la entrevista a Alberto Corazón publicada en el tercer número de la revista MGZ. –

Alberto Corazón es uno de los profesionales del diseño mejor valorados de nuestro país. Conocido y admirado en el mundo entero, es toda una figura y un ejemplo para los nuevos artistas. ¿Pero qué piensa él de la vida y de la situación de su profesión? Corazón es un hombre entusiasmado con su trabajo, positivo en cuanto al nivel de estudios de su especialidad en España, al que da un 7 – «Hay que animar»-, pero a la vez desencantado con la banalización de la cultura que se está dando en los últimos tiempos: «Hace poco, con Enric Satué, llegamos a la conclusión de que vivimos unos momentos de extraordinaria mediocridad«. Y es que Alberto corazón se queja del poco compromiso de los jóvenes con su propio oficio. Piensa que actualmente la gente «busca el éxito por la vía fácil» y lo único que hacen es tunear las obras de otros autores y considerarse artistas después. «No hay ningún problema en basarse en otra cosa. Insisto: nuestra cultura es lo que aprendemos y lo que reelaboramos», pero hay que hacer una buena lectura de lo que está perfectamente estructurado. «La cultura consiste en ir mejorando lo que otros han hecho antes».

Asimismo, denuncia que los jóvenes van más a lo comercial que a lo artístico: «Vivimos momentos superficiales». Y «los medios son en parte muy culpables de la banalización de la cultura. Efectivamente, es la primacía de la estética sobre los contenidos.»En cuanto a los nuevos medios, Corazón piensa que está naciendo algo interesante en Internet, sobre todo, en cuanto al diseño, su especialidad. Un nuevo concepto de diseño en el periodismo, basado en el tradicional pero mejorado y trasladado a la red. Aunque confiesa que él pertenece ya a los «viejetes» y que necesita «el periódico físico, despertarme con él»

Y, ¿qué piensa Corazón acerca de los nuevos fenómenos de participación ciudadana que están experimentando todas las especialidades artísticas e informativas? ¿Qué piensa de los concursos de diseño abiertos a cualquier persona? «Es el modo más irresponsable de tomar decisiones, y no es una metáfora, es el modo en el que nadie toma la responsabilidad de tomar decisiones». «Siempre pongo el mismo ejemplo: si una empresa tiene un problema jurídico, ¿organiza un concurso?» Alberto Corazón razona que, cuando se convoca un concurso así, el resultado son cientos de personas con poca formación y resultados que responden a la famosa frase de «eso lo hace mi niño».

Para él, un problema claro es la deficiencia cultural de muchas personas que se suponen profesionales: «Hemos asistido a un desarrollo económico realmente espectacular, pero el desarrollo cultural no ha sido simultáneo. Somos la séptima economía mundial y sin embargo la clase empresarial tiene una cultura aún muy pobre y una población que no ha enriquecido la cultura de consumo». Y «se enecesita un refinamiento cultural para decidir que algo es extraordinario o que es una bazofia».

En definitiva, para opinar y para actuar de manera eficaz y profesional se necesita cultura.

Particularmente pienso, desde el punto de vista periodístico, que, en muchas ocasiones, los medios ofrecen una visión muy degradada de la cultura e incluso difunden información errónea que confunde al espectador y provoca desinformación e incultura. Como futuros profesionales de la comunicación deberíamos plantearnos qué estamos haciendo y a quién estamos sirviendo, ¿al espectador o a las empresas de publicidad y sus índices de audiencia? Porque, sí, esto es un negocio y se necesita la inversión de las empresas publicitarias como soporte económico, pero ¿en qué se está convirtiendo la sociedad con esa banalización de contenidos de la que habla Corazón? Creo sinceramente que los contenidos culturales podrían provocar tanto o más interés en el espectador que los contenidos basura, de manera que podría servirse a ambos interesados (publicidad y población) en conjunto.

Pero, para ello, habría que remodelar el concepto de televisión al que estamos acostumbrados… ¿Alguien se atreve?

 

 
A %d blogueros les gusta esto: