La brújula del camaleón

El blog de Lua Soleil – cultura, viajes, fotografía, cine y literatura

Recorriendo Bariloche – Argentina 26 de febrero de 2009

CUADERNO DE VIAJE – “Como una gamba…”

Cuando salí a dar una vuelta por Bariloche me di cuenta de que la ciudad era bastante más grande de lo que pensaba. Hacía un frío que pelaba, y eso que estábamos en verano, pero era por la cordillera de los Andes y por que a estas lalitudes del globo, pensé en ese momento, no se podía pedir otra cosa. El viento es una cosa mala al parecer en ese lugar. En la Patagonia los árboles están todos inclinados hacia un lado por este hecho, y hay zonas en las que no pueden crecer plantas demasiado altas, por el viento también.

“¿Y de dónde viene este viento?”, le pregunté yo, curiosa, a una de las guías que tuve durante una excursión. Y resulta que viene del océano. “¡Pero si está la cordillera! ¡Y mide más de 2000 metros!”, exclamé. Pero ella me hizo ver que yo había venido desde Chile por un camino, ¿no?, el cual es un camino para nosotros y para el viento también, una abertura en la cordillera… Eso me impresionó.

Al menos, en Bariloche no llovía tanto como en los lugares que hay a la misma altura, pero en Chile. La cordillera sí frenaba eso en estas fechas. Por esa razón tuve dos semanas de mucho sol. Y aquí el sol, cuando pega, pega de verdad. A esas alturas, quema muchísimo y si, encima, la capa de ozono está hecha un asco… pues los efectos son peores todavía.

Conocí a una chica israelí en el albergue y con ella y con otra chica holandesa nos fuimos a la playa (en realidad la playa de Bariloche es de piedras y da a un lago, el Nahuel-Huapi, que es enorme. Tiene unos 530 Km de superficie y llega a los 438 de profundidad máxima). Y allí me puse inocentemente al sol… Una hora después estaba roja. ¡Y eso que me puse crema unas 7 veces!

Pero fue divertido. Acostarse blanca como un vampiro y levantarse roja como una gamba no deja de tener su gracia. Al menos soy de esas personas a la que no le duele mucho cuando se queman.

Así que recordad, no porque haga frío significa que no queme el sol. ¡Mucha protección y a disfrutar del verano!

Anuncios
 

 
A %d blogueros les gusta esto: