La brújula del camaleón

El blog de Lua Soleil – cultura, viajes, fotografía, cine y literatura

El Camino hacia Santiago 3 – Hacia Palencia, una noche movidita (I) 28 de agosto de 2012

Catedral de Palencia #Palencia #spain #españa #travel #photos

Catedral de Palencia, a la que llaman “la bella desconocida”, por no ser la ciudad demasiado turística y, por lo tanto, ser su catedral poco admirada (a pesar de que es una de las más grandes de España y, además, muy bonita).

30/julio/2012 – Tras  habernos acostado a las 5 de la madrugada entre el juego de cartas y el conejo “Cagaditas”, era normal que durmiésemos como si no hubiera un mañana. La teoría era, en un principio, la de levantarnos a una hora decente y salir a ver la ciudad. Luego, Estévez nos recogería en algún sitio para hacernos de guía turístico. Esa era la ingenua teoría. La práctica fue que a las 15h, cuando llegó Estévez de su trabajo, aún estábamos intentando despegar las pestañas. El plan de ir a ver Valladolid antes de marcharnos quedaba claramente anulado si es que queríamos llegar a nuestro siguiente destino, Palencia, a una hora normal.

En fin, tanto MG como Miguel y yo habíamos estado antes en Valladolid y, aunque no era lo ideal, nos conformamos con mirar todo un poco de pasada mientras nos dirigíamos a la estación de autobuses. La cosa fue que, entre el peso de las mochilas y que estábamos más lejos de lo que pensábamos, se nos escapó el bus que pensábamos coger, el de las 18h, y tuvimos que irnos una hora más tarde, algo sin importancia de no ser porque la recepción del albergue de juventud de Palencia cerraba a las 20h en punto. Tratamos de llamar a la recepcionista del albergue para contarle que se nos había ido el autobús y darle un poco de pena para que nos esperase, pero no coló, así que comimos algo a la sombra de una estatua de la Plaza Mayor de Valladolid mientras el sol quemaba el suelo y las coronillas de los transeúntes.

Plaza Mayor de Valladolid

Foto de la Pza Mayor de Valladolid (de angeldp, cc en flickr). Sólo hay que imaginarla con un sol de justicia 🙂

Estábamos un poco preocupados pero no había nada que hacer, sólo llegar a Palencia y preguntar en un hostal que nos había recomendado la encargada del albergue de juventud por teléfono. Al parecer, era barato y cómodo. Y así, tras tomar el bus de las 19h, dimos con nuestros huesos en Palencia.

La ciudad nos recibió con un atardecer cálido de verano. Sudando bajo nuestras mochilas, anduvimos por la Calle Mayor, mirando los edificios históricos a ambos lados y los antiguos soportales. Al llegar al final de la calle, después de media hora de camino, descubrimos que el hostal era demasiado caro para lo que era: un sitio de habitaciones minúsculas y oscuras, sin ventanas, que parecían zulos. Un abuso. Decidimos, pues,  buscar un parque y pasar la noche en blanco jugando a las cartas. Total, era verano, hacía calor y la ciudad era tranquila, ¿qué podía pasar? Así que volvimos sobre nuestros pasos, hacia la estación.

(Si quieres saber el resto, sigue leyendo la segunda parte:
El Camino Hacia Santiago 3 – Hacia Palencia, Una Noche Movidita (II) )

O BIEN, LEE  LA  AVENTURA  DESDE  EL  PRINCIPIO:

Capítulo 1 – Un comienzo accidentado

Capítulo 2 – Carretera, manta y… Cagaditas

Anuncios
 

One Response to “El Camino hacia Santiago 3 – Hacia Palencia, una noche movidita (I)”

  1. […] Capítulo 3 (Primera parte) – Hacia Palencia, una noche movidita (I) […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s