La brújula del camaleón

El blog de Lua Soleil – cultura, viajes, fotografía, cine y literatura

Javier Celaya en el FNAC de Castellana 14 de octubre de 2011

Esta mañana he estado en el FNAC de la Castellana, en Madrid, escuchando a  Javier Celaya hablar de la empresa y la web 2.0. Y me ha interesado muchísimo. Tanto, que tengo que contároslo todo.

Para quien no lo conozca y resumiendo mucho: Celaya es socio-fundador del portal cultural Dosdoce.com y co-Director del Máster de Comunicación Corporativa e Institucional 2.0 de la Universidad de Alcalá de Henares. Y ha venido en un día como hoy a presentar su nuevo libro “La empresa en la web 2.0” y a desvelarnos de sus técnicas Interneteras.

Me ha interesado mucho… lo que ha comentado de que Facebook, a nivel personal, no aporta nada, pero sí lo hace a nivel profesional: el 8% de las personas que visitan su web vienen de su cuenta de Facebook. Aunque también es verdad que él asegura que este público no es de calidad porque pasan tan sólo unos 12 segundos en la página. Por lo tanto, ese 8% visita tu web porque ve un enlace en tu perfil y, una vez lo mira por encima, se marcha. Sin embargo, Twitter aporta un 12% de tráfico y casi siempre de calidad. Los visitantes que llegaron a su web desde Twitter permanecieron 1 minuto y medio en su página. Todo un logro en Internet. Esto evidencia, según él, que en Facebook somos más impulsivos y menos serios y que para comunicar una información más allá de tus fotos del fin de semana, es mejor usar Twitter o LinkedIn.

Interesante.

Otra cosa de la que nos ha advertido… es de que de nada nos sirve tener un perfil y el CV en LinkedIn si no nos adherimos a ningún grupo y si no comentamos en ellos. A las empresas les atrae la gente que crea y participa, no los usuarios pasivos. Así que si eres experto en Marketing 2.0, por ejemplo, apúntate a un grupo de LinkedIn y demuéstralo comentando o creando contenido.

Una frase que me ha cautivado… ha sido la siguiente: “El 80% de nuestros “amiguitos” son bellas durmientes”, refiriéndose a nuestros contactos de Facebook, etc. Es decir, “es gente que en algún momento decidió que les gustábamos lo suficiente como para incluirnos en sus vidas” pero que ahora no comenta ni re-tuitea nada de lo que decimos. Y eso son contactos muertos, por así decirlo. Internet es para conversar y comunicar y con esos contactos la comunicación no fluye. Por lo tanto la conclusión es que es mejor tener pocos contactos pero útiles, con los que la conversación exista, que tener muchos contactos pero que sean “bellos durmientes”.

Lo mejor de Internet es… “que es muy chivato”, según Javier Celaya, porque, si las cosas que tú haces profesionalmente las vas tuiteando o comunicando por Facebook o en tu blog, etc., nunca ningún jefe podrá quitarte el mérito de lo que se te ocurrió a ti. Y las empresas que quieran contratar a quien tuvo la idea genial que funcionó, sabrán que la tuviste tú porque lo tuiteaste, por ejemplo, y porque tus contactos también lo transmitieron y todo el mundo se enteró y sigue siendo comprobable.

A tener en cuenta… Las redes sociales especializadas. Siempre hablamos de las generalistas (como Facebook), pero, si queremos prosperar como empresarios o como particulares, tendremos que especializarnos (o nos “comerán” las grandes redes ya posicionadas, contra las que no podemos competir). Además, en esas redes pequeñas encontraremos a la gente con talento que hace las mismas cosas que nos interesan a nosotros y podremos formar comunidad.

Todo lo que hagas en Twitter, Facebook, etc., … tiene que acabar en tu sitio web. Dirige siempre la atención a tu web. Para Celaya: “Es como las buenas fiestas, que empiezan en los bares (lo que serían las redes sociales) y terminan en tu casa (lo que sería tu web). Porque si no, los clientes (si eres una empresa) tendrán la conversación con facebook y no contigo. Algo que no te conviene porque eso sólo significa ganancias de publicidad para facebook y no siempre para ti.

Si tienes que dejar de hacer tu página web… por falta de dinero o por asuntos personales, no la borres. Según Celaya, si haces eso sólo estarás dejando tu hueco para que otros se aprovechen y llenen tu vacío. Deja siempre tu antiguo sitio o tus perfiles de Facebook o Twitter abiertos y en ellos di que has parado de escribir e indica dónde sigue habiendo información sobre ti o sobre tu producto, ya sea mucha o poca o se trate de un blog personal.

Y por último: Los 5 puntos de Celaya para gestionar tu empresa o perfil en Internet:

1. Analiza tu presencia actual en Internet: quién habla de ti, dónde y cómo.

2. Piensa por qué quieres estar en Internet: vender un producto, promocionarte, comunicar…

3. Averigua cuál de todas las herramientas que tienes a tu disposición en Internet te sirve para hacer lo que quieres.

4. Pasa una semana analizando a tu competencia: ¿Cómo lo hacen ellos? ¿Qué comunican? ¿De qué manera? Y si no encuentras nada que te guste de tu competencia, nada que imitar y superar, salte de tu sector y mira qué hacen otras personas que también se venden a sí mismos o venden cosas parecidas para ver qué estrategias podrías copiar y mejorar.

5. Hazte un perfil en Facebook intentando ser original e innovar. Dale el enfoque que necesite tu producto (o tu perfil de profesional) y en cuanto tengas algo de respuesta empieza a analizar tu impacto y a trabajarlo.

Sabias palabras para todos nosotros. Espero que esta sabiduría os sirva tanto como a mí.

Javier Celaya durante su charla en el FNAC de Castellana, Madrid

Anuncios
 

4 Responses to “Javier Celaya en el FNAC de Castellana”

  1. Anónimo Says:

    Ay si si si, es verdad! Lo de las bellas durmientes es un puntazo. Esos contactos ´´muertos“ no sirvben para nada. Solo ocupan espacio.

  2. Chivone Says:

    Yo lo vi en una conferencia que dio para el master que hice el curso pasado y la verdad es que el tipo es un máquina, aunque lo que más me llamó la atención fue su pelo XDD

  3. labrujuladelcamaleon Says:

    jaja, cierto, ese “pelo pantene” xD
    Pues la verdad es que estuvo genial y me alegro mucho de que vaya a ser mi profe de máster dentro de poco 😉

  4. […] de que los seguidores de instituciones en redes sociales son en muchos casos bellas durmientes (utilizando el símil de Javier Celaya). Están ahí, en la órbita digital de la entidad; pero son satélites sin luz, satélites mudos. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s