La brújula del camaleón

El blog de Lua Soleil – cultura, viajes, fotografía, cine y literatura

París, la antipática 8 de octubre de 2010

Filed under: Desde el extranjero,Paris — Marga Lua Soleil @ 20:02

Ya era finales de septiembre, y después de días comiendo frío, mi amigo XB me invitó a comer caliente en su casa. Pensé que podría sobrevivir a base de pan y jamón (que había traído desde España), pero, como creo que le comenté a él… por mucho que a uno le guste el jamón, es desesperante estar a base de eso durante más de una semana. ¡Qué deshidratación! Y todo porque no quería gastar más de lo que ya estaba gastando en teléfono, transportes y alojamiento (en París, una ruina). Así que XB se apiadó de mí, pobre hambrienta abandonada (jaja), y me acompañó al súper a elegir una sopa que hacer para llenar mi estómago tembloroso de algo calentito.

08/07/2009 (Day 3.189)- Q: How Do You Make A Cross Processed Picture? A: Poke It In the Eye

Por Kaptain Kobold en flickr, licencia cc


Suena como algo absurdo, pero este simple hecho me subió el ánimo, que tenía bastante tocado debido a las contínuas respuestas negativas y malhumoradas de los propietarios a los que llamaba para que me dieran casa.

Mi amiga MRL tenía una teoría, y era que hay tanta gente en París que los parisinos tienen que luchar por todo: por un asiento en el metro o por un lugar en una terraza, por pasar, por salir… Y por esa razón están siempre tan malhumorados y gruñen o contestan mal. Sea como fuere, la mala leche abunda en esta ciudad, por lo menos entre la gente que no se conoce, y yo la estaba sufriendo.

Además, era una locura eso de los anuncios de alojamiento porque, la mayoría de las veces, aparecían en la Red a las 10 de la mañana y a las 11 llamaba y me respondían con un malhumorado: “C’est déjà loué!” (“¡Ya está alquilado!”) y eso si se paraban a escucharme, porque cuando veían que no hablaba suficientemente bien francés o que hablaba pero no entendía bien, no les gustaba nada. Pero es que es horrible no estar acostumbrado a otro idioma y tener que hablarlo por teléfono. No se entiende bien. Y la gente perdía la paciencia sólo por tener que repetirme dos veces una frase. Terminaba muy incómoda y desilusionada cuando llamaba porque la gente se enfadaba o quería colgarme cuando veían que no entendía del todo.

Al final volví a España por unos días a principios de octubre por asuntos familiares y allí, en el avión, encontré a una señora que estaba dispuesta a alquilarme una habitación en su casa. Me dio el teléfono de su familia en París, pero, al final, la familia se portó tan mal conmigo que tuve que decir adiós a una habitación bastante cutre pero con unas vistas preciosas a la Torre Eiffel. En fin, no hay mal que por bien no venga, o eso dicen. Me libré de una situación desagradable que podía haber durado meses.

Y así continuaron los días en París, la antipática.
Pero, qué paradoja, ¿por qué es tan bella y tan antipática al mismo tiempo?
Supongo que, claro… ¿para qué ser amable si todo el mundo quiere venir a tu ciudad, alquilar un piso o tomarse un café en tu bar? Cuando no necesitas ser simpático para que se sienten en tu terraza a tomar un café porque turistas hay a patadas, puedes permitirte ser antipático y todo lo que quieras. Cuando recibes 50 llamadas de gente que quiere quedarse la habitación que alquilas porque montones de estudiantes buscan un lugar donde vivir, ¿qué más te da ser borde? Aún así te van a alquilar el piso, porque hay necesidad.
Y así se mueve día a día París, por las necesidades, y abusando de su belleza para atraer a turistas incondicionales que soportarán todo desplante con tal de ver sus museos maravillosos y disfrutar de su historia.
Un error, en mi opinión. Porque al final, todo el mundo gruñe y no hay sonrisas en París.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s